Sociedad Francesa de Chivilcoy

Fundada el 1 de mayo de 1865, es la más antigua de las colectividades asentadas en la  región, cuando  Chivilcoy apenas tenía  diez años.
En el año 1890 se adquiere el solar de la calle Moreno, frente a la plaza Veinticinco de Mayo, aledaña al banco de la Nación  Argentina.

Nacida  con  fines mutualistas para  cobijar a los inmigrantes franceses  desprotegidos  que vinieron  a  habitar  este  suelo, se pudo inaugurar el actual edificio en 1892.
Hacia 1919, se erige el Panteón para los socios en el Cementerio Municipal, edificio que se mantiene como patrimonio exclusivo de quiénes integraron y trabajaron para la Sociedad Francesa.

En las primeras décadas del siglo XX los servicios sociales se pudieron extender al  terreno de la sanidad, al emprenderse la  habilitación de  una farmacia y droguería, en sociedad con las colectividades española e italiana.

También pudo disponerse de un sanatorio erigido en la segunda cuadra  de la actual avenida  Mitre, aunque, con el advenimiento de las obras sociales se fueron abandonando esas costosas prestaciones,  pasándose a establecer convenios con el Hospital  Francés de Bs. As., para la atención de los asociados.

El curso de los cambios  de las prácticas, tanto  en la medicina como en la economía hizo que las actividades de las mutuales, mutaran hacia otras alternativas ante la imposibilidad financiera de mantener estructuras superadas por otras, oficiales  y privadas, de mayores dimensiones y menores costos.
Es así que a partir de la segunda mitad del siglo, la Institución se fue volcando paulatinamente a constituírse en un centro cultural.

Producido un derrumbe del edificio hacia 1986, la  actividad de la entidad  se  concentró  en la reconstrucción del mismo en un prolongado esfuerzo que llevó once años de lucha y que finalizó con la reinauguración de las modernas instalaciones que hoy se ofrecen a la comunidad. No obstante ante las nuevas necesidades que van surgiendo, y también con el crecimiento de las actividades culturales dentro  del ámbito local,  resulta imprescindible una adecuación de la infraestructura, cuyo alcance y magnitud hemos emprendido desde el año 2008 pero que ya no se alcanzan a finalizar por los costos que insumen.

Es de hacer notar que las actividades de la institución están abiertas a la comunidad y, por lo tanto, realizadas sin fines de lucro, como aporte a  la cultura y al mejoramiento social de nuestra sociedad.-


RSS